Dieta mediterránea: ¡Una opción saludable para todo el año!

La dieta mediterránea está casi siempre asociada a las estaciones más cálidas del año. Es en primavera y en verano, cuando disfrutamos del sol y de la playa, cuando más oímos hablar de este tipo de dieta.

Frutas frescas y ensaladas variadas nos acompañan es los momentos de relax y nos ayudan a refrescarnos en los días de mucho calor. Pero, cuando llega el invierno, con el frio y la lluvia, tendemos a olvidarnos de los principios de esta dieta. ¿Podríamos evitarlo?

La dieta mediterránea puede y debe ser mantenida todo el año. Tenemos que tener en cuenta que en las zonas mediterráneas también existe el invierno y tienen variedad de soluciones para mantener una alimentación saludable también en esta época del año.

Los días fríos, oscuros y lluviosos, nos hacen querer alimentos más calientes y reconfortantes. Muchas veces elegimos alimentos menos saludables y descuidamos el consumo de verduras.

Tenga en cuenta que las estaciones del año cambian y nuestra alimentación debe adaptarse a estos cambios. De esta manera, respetaremos la estacionalidad de los productos, aprovechando el sabor natural de los alimentos. Y conseguiremos, al mismo tiempo, velar por nuestra salud y por el medio ambiente.

 

Principios de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea sigue algunos principios básicos, que en general son muy fáciles de cumplir. La comida ligera y una cocina simple, con preparaciones que protegen al máximo los nutrientes son su base.

  • Las sopas, los caldos, los cocidos y las calderetas son opciones deliciosas para el invierno;
  • Igualmente importante es que utilicemos verduras frescas y de temporada, que sean producidos localmente.
  • También debemos consumir fruta, legumbres, tanto secas como frescas, y pan de calidad;
  • Los cereales integrales también deben estar incluidos en nuestra alimentación;
  • La ingestión de lácteos debe ser moderada;
  • Las hierbas aromáticas, cuando se usan adecuadamente para condimentar, son una buena ayuda para reducir el consumo de sal;
  • Debemos de optar por el aceite de oliva como principal fuente de grasas y evitar comer alimentos fritos;
  • La dieta mediterránea aconseja el agua, natural o en infusiones, como principal bebida a lo largo del día.
  • Se recomienda también el consumo moderado de vino, para acompañar a las comidas principales.

 

La saludable convivencia mediterránea

La convivencia a la mesa, es una tradición de los pueblos mediterráneos Compartir las comidas, con amigos y familiares es parte de la cultura de los países cercanos al Mar Mediterráneo

En Costa Verde, compartimos con usted estos momentos de alegría y de convivencia, produciendo piezas de porcelana únicas que ayudan a mejorar su mesa. Estamos también muy atentos a las opciones más saludables para su alimentación.

La diete mediterránea es una excelente opción, tanto en la época del calor, como en las estaciones más frías. Alternando entre frutas y ensaladas en el verano, y entre sopas y verduras en el invierno, es fácil comer saludable durante todo el año. Solo tiene que adaptar sus comidas a lo que la naturaleza le ofrece en cada época del año.

 


¡Suscríbase a nuestro blog!