Restauración y Hostelería: Una Nueva Época y Nuevas Experiencias con el Consumidor

La restauración y la hostelería  han evolucionado a gran velocidad, en todas sus variantes. El canal HORECA (hoteles, restaurantes y cafés) va de la mano del crecimiento del turismo que está en expansión en Portugal. La próxima década promete venir con nuevas expectativas que provocarán cambios muy significativos en este sector.

El ritmo de desarrollo y transformación ya era grande, pero se está acelerando aún más, tanto en la restauración como en la hostelería. Una nueva oleada de modernidad impulsa prácticamente todas las áreas del sector.

Con este fin, ha aparecido una cocina cada vez más moderna y eficiente, nuevos alimentos, nuevas tendencias gastronómicas y procesos de producción revolucionarios. La capacidad de adaptación de las empresas de restauración es vital para no perder el tren de la modernización.

 

¡Es en el presente cuando se prepara el futuro!

La evolución tecnológica se ve en las infraestructuras pero también a nivel social. El marketing digital  está al rojo vivo y se encamina a estrechar relaciones entre las marcas y los consumidores. Las herramientas de interacción con el cliente han evolucionado, para permitir una relación personalizada en tiempo real.

Las variaciones en el comportamiento, expectativas y necesidades del consumidor, han llevado a los restauradores a innovar. Para satisfacer mejor a los clientes en el futuro, los servicios, ya comienzan a día de hoy a ser mejorados. En resumen, la comunicación es un campo que ha ido evolucionando considerablemente, para llegar al público con más eficacia.

Los restaurantes, hoteles, cafés, bares y food-courts necesitan de una mejora continua. Para ser más eficientes y competitivos, recurren de manera mayoritaria  a metodologías inteligentes y avanzadas tecnológicamente.

El sector HORECA en general, y la restauración en particular son áreas de gran competitividad. Por lo tanto, la elección de las mejores técnicas de fidelización de los clientes adquiere una enorme importancia.

 

El consumidor como punto de partida

En general, las empresas se han dado cuenta de la importancia de los consumidores en el ciclo de consumo. Sus intereses y preferencias son el punto de atención de cualquier estrategia de marketing y crecimiento que apunte al éxito. El papel del consumidor es inevitable: es él, el punto de partida, de todo el proceso.

¡El consumidor de hoy, será el de mañana! Esta es una idea-clave en la restauración.

Los propietarios y responsables de estas áreas están muy atentos a los hábitos de consumo de los millennials, por ejemplo. Todo esto, es por que se supone, que serán el grupo de consumidores más influyente en la próxima década.

Los llamados millennials son las personas nacidas entre las décadas de los 80 y de los 90. Tienen entre 20 y 40 años y pertenecen a la llamada generación Y, o generación del milenio. Serán el objetivo a estudiar y a abordar en los próximos 10 años.

 

Los restaurantes del mañana

En el futuro, los espacios de restauración tendrán que ser atractivos desde el punto de vista de la arquitectura y el diseño. Así mismo,  habrán de incorporar soluciones tecnológicamente atractivas  y eficientes para sus clientes y visitantes. La sensación de hogar será también de extrema importancia y cada vez tenderán a depender más de la tecnología.

El consumidor del futuro va a ser cada vez más exigente, ya sea en poner a su disposición toda la información referida a un determinado espacio. Los precios, los menús, horarios y toda la demás información tendrá que ser de fácil accesibilidad.

Por otro lado, al visitar el lugar escogido, los requisitos del cliente en cuanto al servicio pueden sorprender. A pesar de la importancia de las nuevas tecnologías se pondrá en valor el ser acogido de la forma mas humana y personalizada posible.

En un mundo ideal, el restaurante tendrá acceso al perfil de preferencias del cliente que acaba de traspasar la puerta. De esta manera, será más fácil, conocer sus necesidades y proporcionarle una experiencia única y agradable. Dependiendo de la cantidad de información recogida, será posible personalizar el servicio hasta el más pequeño detalle.

 

Menús a medida

En la restauración, también en lo que se refiere al menú, la personalización será la palabra clave. El cliente tendrá cada vez más libertad para hacer su menú, teniendo cada vez un papel más activo. Partiendo de una base de información cada vez más completa sobre los alimentos, podrá formar parte de esta experiencia. ¡Es un nuevo mundo en el área de la restauración!

Teniendo los datos sobre la información nutricional y los alérgenos de los productos, el cliente, elegirá lo que quiere consumir y de que forma. De acuerdo con sus propios gustos, podrá participar en la confección del menú, combinando ingredientes y sabores a su gusto.

 

En una era de evolución social y tecnológica, las empresas tienen que estar atentas a las nuevas tendencias del mercado y adaptarse a las mismas. Costa Verde, practica hace muchos años estes principios y está en permanente desarrollo. Tiene probablemente la mejor unidad de fabricación de porcelana del mundo, y continua en este momento, en expansión.

Con una inversión cercana a los 8 millones de euros, la empresa se prepara para la próxima década. Más allá de querer complacer a sus clientes, lo que intenta es anticiparse a las nuevas tendencias.

¡Es hoy cuando se prepara el mañana y Costa Verde lo sabe bien! Solo de esta forma es posible, ser una empresa de renombre mundial y representar lo que mejor se fabrica en porcelana.

 


¡Suscríbase a nuestro blog!