Costa Verde inició su actividad en 1992, siendo una de las más modernas empresas del sector en lo mundo.

La fábrica está localizada en el Distrito de Aveiro y posee un área cubierta de 30.000 m²  y un área disponible de más de 60.000 m².

Con cualificados Recursos Humanos, la empresa apuesta permanentemente en formación y en la actualización de los procesos, lo que acarrea a que nuestra empresa mantenga un posicionamiento y una postura en los mercados donde está presente de forma eficaz y orientada hacia el Cliente. 

Caracterizada por el equipamiento de más avanzada tecnología de origen alemán,  así como utilizadora de materias primas nacionales y extranjeras rigurosamente elegidas, nuestro producto, prima por el elevado índice de calidad. El Departamento de Calidad ejecuta trabajos en régimen de continuidad, de evaluación y control, en estrecha relación con el Departamento Científico del Departamento de Cerámica y Vidrio de la Universidad de Aveiro y el Centro Tecnológico de Cerámica y Vidrio – Coimbra. 

En valores porcentuales, 75% de la producción es exportada para la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Inglaterra, Suiza, Dinamarca,  Sudáfrica, Chile, Brasil, México, Angola y otros. 

Nuestra Misión

Ser innovadora, proactiva y flexible en la creación de productos y servicios que excedan las expectativas, teniendo siempre en vista la satisfacción de los clientes y accionistas en el respeto por el entorno interno y externo de la organización.  

Nuestra Visión

Ser líderes de mercado en el segmento de la Hostelería y, simultáneamente, una referencia como empresa socialmente responsable.

Porcelana

La Porcelana, aún siendo un producto cerámico, se distingue de los demás por la coexistencia en simultáneo de las siguientes tres características técnicas, únicas y fundamentales: Dureza, Blancura y Translucidez.

Complementariamente, hay que referir la elevada resistencia mecánica, baja porosidad y alta densidad que le confieren propiedades que, en el día a día, garantizan resistencia, durabilidad, inocuidad, toque suave y belleza.

Las materias primas utilizadas en la Porcelana, a pesar de ser comunes a otras cerámicas, pasan por criterios de elección cualitativa mucho más exigentes en lo que respecta a la constancia de las características técnicas y ausencia de contaminantes y al procedimiento diario de pruebas laboratoriales de control.  

Cuatro materias primas constituyen la pasta de Porcelana – Cuarzo, Arcilla, Felsdpato y Caolín, en una rigurosa composición.

Las piezas son obtenidas utilizando varios procesos de fabricación entre los cuales destacamos, Colaje en moldes de yeso, Prensado isostático, Colaje por inyección, Calibrado-torneado automático.

A continuación se pasa a una primera cocción a 1000ºC, en un ciclo de hasta 18 horas, para que enseguida, despues de vidriadas las piezas, serán de nuevo cocidas a una temperatura de hasta 1400ºC. Es aquí donde se alcanza la maduración, es decir,donde obtenemos la Porcelana impermeable, extremadamente resistente, blanca y translucida.

Se destaca la resistencia que posee a  los ataques químicos – que le son provocados por los detergentes, los alimentos y ataques mecánicos-,  particularmente a la utilización de cubiertos.

El producto decorado es obtenido a través de la aplicación de decoración que se logra en una tercera cocción a 1250.ªC (Fuego Alto) , lo que permite que la decoración quede dentro del vidriado – Inglaze – y por ello su extraordinaria resistencia y durabilidad.

Al final de todos estos procesos complejos, demorados, muy específicos y extremamente rigurosos, no solo en su aplique pero hoy en día sobre todo en su control, es nuestra Porcelana, con su extraordinaria belleza y calidad.