logo

sostenibilidad

De la Gestión de Innovación hace parte el proceso de desarrollo tecnológico, la aplicación de la tecnología en productos o procesos y la adopción y difusión tecnológica en la empresa. Este último aspecto debe ser visto como la introducción de nuevas tecnologías en la empresa a nivel del producto, en los procesos de fabricación o en cualquier área funcional.

Esta es una nueva área de conocimiento, esencial para que las empresas puedan maximizar los beneficios del uso de la tecnología, así como su desarrollo, creando de esta forma condiciones para una mayor competitividad en el mercado. Bien sea para el desarrollo de un nuevo producto  o para la elección de nuevos equipamientos y sistemas de apoyo a la concepción y producción, el éxito depende esencialmente de la forma como la tecnología es gestionada.

La  práctica y gestión de la innovación incluye un amplio abanico de actividades, como por ejemplo:


Gestión estratégica, acompañamiento de la evolución tecnológica y planificación a largo plazo.


Gestión de la investigación y desarrollo, incluyendo determinación de la viabilidad económica de proyectos de I&D;


Gestión del proceso de desarrollo de nuevos productos o servicios;


Gestión de la transferencia de tecnología entre la empresa y entidades externas;


Gestión de aprovisionamiento tecnológico y elección de sistemas y equipamientos para los procesos productivos, administrativo y de gestión.;


Gestión de calidad en los productos y en los procesos;


Gestión de recursos humanos.